La meditación es para gente que no tiene tiempo que perder

En una ocasión leí esto en un libro sobre meditación.

Esta afirmación me llamó muchísimo la atención, aunque en aquél momento no entendí su significado.

Es una frase que ha estado ahí durante meses, mientras yo seguía practicando y avanzando con la meditación mindfulness.

Y llegó un día en que lo entendí. Pude experimentar a qué se refería.

Hoy te cuento porqué la meditación es para ti, si no tienes tiempo que perder

 

 

¿Qué es meditar?

A pesar de la gran popularización que se está produciendo en occidente de la práctica meditativa, sobre todo de la meditación mindfulness, existen todavía algunas ideas erróneas acerca de lo que es o no es meditar.

Lo que no es mindfulness
  • No es dejar la mente en blanco.
    Creo que este es ( o era ) el error más difundido. Lo que sí es cierto es que si meditas de forma regular, con el paso del tiempo se van abriendo claros en el flujo natural de pensamiento. Tu cerebro es una máquina de pensar. No puedes hacer que no piense. La mente en blanco es algo que ocurre, que llega. Si lo buscas será más difícil de conseguir.
  • No es relajarse.
    Meditar es habitar el presente, y en tu presente puede haber de todo, todo tipo de emociones, y a todas se les da la bienvenida.
    A veces con la meditación te relajas,a veces percibes la tristeza, a veces es como estar con un loco en una cabina de teléfono. Depende del día y de los momentos, puede surgir de todo.
  • No es evadirse.
    A veces puede verse la meditación como un momento en el que escapas de los problemas, del mundo, de la realidad.
    En realidad es todo lo contrario. La meditación te mete de pleno en tu vida.
    Nuevamente, tener momentos de evasión puede ser positivo, pero no es ese el objetivo de esta práctica.
  • No se hace para sentirse mejor de manera inmediata.
    La realidad es que a medida que practicas con el paso del tiempo te vas sintiendo mejor. No voy a ser yo la que discuta toda la investigación científica que tiene detrás la práctica meditativa que avala sus múltiples beneficios.
    Pero no sirve para sentirse mejor de manera inmediata. Puede servir, pero si vas buscando eso cuando meditas, en realidad no estarás meditando.
Lo que sí es mindfulness

Mindfulness consiste en prestar atención al momento presente con aceptación y benevolencia. 

Dentro del momento presente , podemos prestar atención tanto a lo que sucede en el exterior (sonidos, lo que vemos, sensaciones de tacto, gusto y olfato), como a lo que sucede en el interior (sensaciones corporales, emociones, pensamientos).

Existen meditaciones que ponen el foco en la concentración. Por ejemplo, pones la atención en la respiración, y cuando te dispersas, lo único que tienes que hacer es llevar una y otra vez la atención a la respiración nuevamente.

Muchas veces estas meditaciones son la antesala de la meditación de apertura a lo que aparezca en la conciencia. Simplemente te abres a la experiencia, y prestas atención a aquello que aparece con más fuerza en tu conciencia.

 

Estar presente y dejar de perder el tiempo

Sea cuál sea la práctica meditativa que realicemos, uno de los efectos que se va produciendo con el tiempo es que empiezas a estar más presente.

Escuchas de verdad, ves de verdad, interactúas de verdad, contigo misma y con los otros.

Vuelves a ser niña en este aspecto: el pasado y el futuro dejan de existir. Lo que hay es el ahora. ¿Recuerdas esa sensación?

Y cuando te sitúas en este punto, empiezas a experimentar que ya no hay un futuro en el que poner esas actividades que te interesan. Eso que tanto te importa, eso que realmente quieres y estás deseando hacer.

Empiezas también a ser muy consciente de todas esas cosas que estás haciendo que en realidad no te importan demasiado, por no decir nada, de todo eso que es una pérdida de tiempo.

Cuando ya solo tienes el ahora, empiezas a sentir el impulso, el maravilloso impulso de HACER ahora.

Ya no tienes que razonar contigo misma, ni que echarle voluntad, ni disciplina.

Me gusta ese resultado.

Pero para obtener este resultado, es necesario practicar. Para conseguir los beneficios de la meditación, no basta con leer, o con razonar sobre ello.

Son beneficios que se experimentan a un nivel casi físico, incluso aunque se trate de cosas que has comprendido, o cambios en la forma de interpretar la experiencia.

Si quieres de verdad dejar de perder el tiempo (sin tener que discutir contigo misma para ello), una vía para lograrlo puede ser la práctica de la meditación.

Ojalá este artículo te sirva de ayuda,

Un abrazo,